WikiLeaks: Julian Assange, extraditable a Suecia, dictamina “justicia” británica

06/03/2011 17:52

WikiLeaks: Julian Assange, extraditable a Suecia, dictamina “justicia” británica

Un paso más hacia su entrega a EEUU,
donde podría ser ejecutado

Reuters, 24/02/11

Londres.– Un tribunal británico dictaminó este jueves que el fundador del portal en Internet Wikileaks, Julian Assange, sea extraditado a Suecia, país que lo reclama por presuntos delitos de agresión sexual, al rechazar las alegaciones de la defensa de que una decisión en ese sentido violaría sus derechos humanos.

Londres, piquete en defensa de Assange. La pancarta dice:
“¿Por qué no son procesados nuestros gobiernos?”

Como se anticipaba, la defensa anunció que apelará, proceso que demorará meses, mientras Assange advirtió que “no hubo consideración alguna durante el proceso sobre los méritos de las acusaciones hechas en mi contra”, y acusó a Estados Unidos de ejercer presión a Gran Bretaña y a los medios de comunicación por el caso.

“Estoy satisfecho con que la extradición sea compatible con los derechos del acusado que establece la convención (europea)”, dijo el juez Howard Riddle, del tribunal de Belmarsh, a las afueras de Londres, al anunciar su veredicto y rechazar los argumentos de Assange de que en Suecia no tendrá un juicio justo.

Durante la vista de tres días celebrada a principios de febrero, los abogados de Assange trataron de demostrar que su cliente no sería sometido a juicio justo en Suecia, donde, según ellos, se convirtió en el “enemigo público número uno” tras declaraciones del primer ministro Fredrik Reinfeldt, en el sentido de que “los derechos de las mujeres y sus puntos de vista reciban tan poca atención cuando se trata de este tipo de cuestiones”.

El juez Riddle consideró sin embargo “altamente improbable que cualquier comentario fuera hecho con la intención de interferir en el camino de la justicia... Estoy seguro de que no tendrán ningún impacto en las decisiones de la justicia, aquí o en Suecia”.

La fiscalía sueca quiere interrogar a Assange, de 39 años, por acusaciones de conductas sexuales impropias realizadas por dos voluntarias de Wikileaks durante el tiempo que él pasó en Suecia en agosto pasado. Él niega los cargos.

Una de ellas afirma que Assange abusó sexualmente de ella al ignorar su petición de que utilizara condón durante sus relaciones sexuales. La segunda mujer ha dicho que mantuvo relaciones sexuales con ella mientras dormía y que no utilizó preservativo.

La fiscalía dice que la segunda acusación encaja en la menos severa de las tres categorías de violación en Suecia, que acarrea un máximo de cuatro años de prisión.

Durante tres días de alegatos a principios de mes, los abogados de Assange aseguraron que no tendría un juicio justo en Suecia y que los fiscales de ese país habían manejado de forma incorrecta el caso contra el australiano.

Su defensa argumenta que podría terminar siendo enviado a Estados Unidos, donde podría enfrentarse a una ejecución.

El creador de Wikileaks, que provocó la furia del gobierno de Estados Unidos al comenzar a divulgar más de 250 mil cables diplomáticos secretos en su sitio de Internet, niega haber cometido los delitos que se le imputan, una violación y tres abusos sexuales, denunciados por ambas mujeres, aunque admite haber mantenido relaciones consentidas con ambas durante esa estancia en Estocolmo, en agosto del año pasado.

A la salida de la audiencia, Assange, que se entregó a la policía en diciembre después de que la fiscalía sueca emitiera una orden de captura europea en su contra, criticó el sistema legal europeo y sostuvo que está siendo arrastrado a un destino incierto. “No puede ser que simplemente el llenar dos páginas con el nombre y la sospecha de alguien, y no el cargo, pueda dar lugar a la extradición sin ninguna consideración de los cargos en su contra”, destacó.

Añadió: “Llevar a alguien desde Gran Bretaña a un país extranjero donde no habla la lengua nativa... es una tendencia muy grave y estas cuestiones merecen más que una de dos páginas llenadas por un miembro de la burocracia”.

Dijo, por otro lado, que el proceso y el manejo de las acusaciones en Suecia merecen un examen serio. “¿Por qué estoy sometido a una fianza de 360 mil dólares? ¿Por qué me mantienen bajo arresto domiciliario cuando no he sido acusado en ningún país, cuando nunca he sido un fugitivo?”

Desde el 16 de diciembre, una semana después de que se entregó a la justicia, Assange fue puesto en libertad condicional y vive prácticamente recluido en la casa de un amigo al este de Londres.

Assange sostiene que el caso responde a motivaciones políticas tras la difusión en Wikileaks y varios diarios de prestigio mundial de miles de cables confidenciales de la diplomacia estadunidense y documentos secretos sobre las guerras de Irak y de Afganistán.

Acusó que “no hubo ninguna consideración durante todo el proceso sobre los méritos de las acusaciones hechas en mi contra”, al imputar a Estados Unidos ejercer presión sobre Gran Bretaña y a los medios por el caso.

Washington afirmó que el caso Assange es un asunto entre Gran Bretaña y Suecia. “A pesar de las afirmaciones contrarias, Estados Unidos no está involucrado”, dijo el portavoz del Departamento de Estado, P .J. Crowley.

Los abogados de Assange dijeron que apelarán ante el Tribunal Superior de Londres. El recurso será presentado en esa alta corte en el plazo legal de siete días, si bien podrían pasar meses hasta que el proceso legal llegue a su fin; el experto en computación y ex hacker permanecerá en Gran Bretaña en libertad bajo fianza.

Al salir del tribunal, un grupo de seguidores aplaudió y saludó a Assange. Ya desde la mañana, unos 20 partidarios se congregaron ante el tribunal, unos con pancartas que rezaban “mantengan libre la libertad”, otros con ropas color naranja como las que visten los presos de Guantánamo.

http://www.socialismo-o-barbarie.org/

Voltar

Pesquisar no site

Oficina Cinema-História UFBA© 2010 Todos os direitos reservados.